Tras sufrir una lesión, Lewis Cancio se encuentra en vía de recuperarse al cien por ciento por lo que se espera que regrese a los entrenamientos a partir de enero.

 

Pese a las lesiones que aquejaron a algunos de sus jugadores, los equipos de basquetbol de la UMAD lograron buenos resultados en el segundo semestre de 2014 y por ello se mantienen en zona de calificación al 8 Grandes de la Liga ABE.

En la primera vuelta de la temporada el coach Alberto Acosta Alegría no pudo contar con Itzayani Martínez y Lewis Cancio, pues una lesión en la parte final de la campana pasada y pretemporada rumbo al certamen 2014-2015, respectivamente, impidieron que estos jugadores pudieran aportar su talento a las quintetas felinas.

Pero afortunadamente mientras Itzayani Martínez ya jugó los últimos partidos de la primera vuelta, Lewis Cancio se encuentra en vía de recuperarse al cien por ciento por lo que se espera que regrese a los entrenamientos a partir de enero y pueda participar en la segunda etapa de esta edición de la Liga ABE.

Sobre su proceso de recuperación, que incluyó el apoyo de sus companeros de equipo y de la comunidad UMAD, comentó Lewis Cancio, jugador de 2.02 metros de estatura.

“He tenido una muy buena recuperación gracias al apoyo de los directivos de la universidad y a mi coach que se han preocupado por mi rehabilitación. Al principio de la lesión fue algo que no podía creer porque veníamos trabajando duro en la pretemporada y a dos semanas de iniciar la temporada ocurrió la lesión y sí fue un golpe difícil. Sentí algo de impotencia de querer estar con mi equipo en la cancha porque jugar basquetbol para mí es muy importante y no poder hacerlo me desanimaba”.

Lewis Cancio agregó: “Más que un equipo somos una familia y como hermanos siempre estuvieron apoyándome y me decían que esto era parte del basquetbol y tenía que salir de esto lo más rápido porque el equipo me necesitaba”.

Finalmente, Lewis Cancio comentó sobre las expectativas de los Tigres Blancos para el primer semestre de 2015.

“Tenemos como objetivo entrar al Gran 8 y como meta ser campeones. El equipo ha hecho una buena primera vuelta. Se nos fueron algunos partidos y eso nos hubiera puesto un poco más arriba en la tabla pero el octavo es un buen lugar para empezar la segunda vuelta. Iremos con todo porque para algunos companeros es su último semestre y por mi parte estoy muy emocionado de volver a la cancha con mi gente, con mi equipo y feliz de vestir y regresar a defender la playera de los Tigres Blancos. Trabajaré duro en esta pequena pretemporada, recuperaré mi nivel y estaré listo para aportar al equipo”.